Cuando se casa tu mejor amiga...

21 de julio, 2018 - BODA - Comentario -

¡Y llega el día en el que tu mejor amiga te dice que se casa!

En ese momento das un salto de la alegría y te entra una risilla nerviosa por la ilusión que te hace...

Ana es amiga mía desde hace ya tantos años que casi ni me acuerdo, siempre juntas, hemos compartido muchos momentos; entre ellos cuando dormíamos juntas el hablar de cómo sería su boda si un día se casaba (de la mía no hablábamos porque yo nunca me iba a casa... jajajaja).

La verdad es que no puedo decir si fue como de pequeñas decía que sería porque dormir con Ana es complicado (habla por los codos) y llaga un momento en el que desconectas y caes, diga lo que diga, o cuente lo que cuente :) Pero si puedo contar cómo fue su historia, y lo que sentí narrándola.

David (o David el que no tiene hijos como le llama mi niño), su ya marido es de Cebolla, un pueblo cerca de Talavera de la Reina. Cuando llegué a su casa lo primero que me preguntó es si ya había llorado; la verdad es que tuve ganas más de dos y de tres veces, pero me pudo el no querer que se me estropeara el maquillaje y me contuve jejeje.

En casa de David me lo pasé fenomenal, vinieron sus amigos de toda la vida a desayunar con él, y entre risas y batallitas de mozos desayunaron juntos y vistieron al novio. Teníamos claro que no queríamos que "la casa del novio" en su reportaje fotográfico fuera lo típico (odio las cosas típicas), y así fue más divertido y diferente.

Después fui a casa de Ana, en La Pueblanueva, nuestro pueblo.

Allí estaba Ana, en una casa que no dejó de llenarse de gente, de amigas, de hijas de sus amigas, de familia... Porque Ana es como es y todo el mundo la quiere (queremos).

La casa de Ana fue complicada para , quería estar haciendo lo que hacía (no hay nada en el mundo que me guste más que mi trabajo, más si lo hago para la gente que quiero y en especial los reportajes de boda), pero sentía que me faltaba algo, que yo también quería "vestir a la novia".

Al final, este sentimiento duró un segundo porque allí estaba Raquel (por cierto... cuando leas esto Raquel... a ver si tú también nos das la alegría jejeje) que entre miradas cómplices y risas la dejó preciosa con su impresionante vestido de aire Barcelona.

Se que me estoy enrrollando... pero es que el reportaje fotográfico de Ana & David, no es un reportaje de boda, es el día de mi mejor amiga, y me hace mucha ilusión contarlo.

Después se dieron el si quiero en la Basílica Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (el mismo día y con el mísmo sacerdote que se casaron sus padres hace ya unos cuantos años...), en una iglesia preciosa y lo celebraron en el Complejo la HaciendaComplejo la Hacienda, donde todo estaba preparado con muchísimo mimo y sin que faltara detalle alguno.

Ahora ya si que os dejo con el reportaje de boda de mis amigos, Ana Belén & David.

Ana
Cuando la fotógrafa es una de tus mejores amigas y, además, muy buena en su trabajo; el resultado sólo puede ser maravilloso.
Muchas gracias por todo! Eternamente agradecida!

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 3 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías